Fundación Interuniversitaria González Bernáldez para el estudio y la conservación de los espacios naturales

Máster en Espacios Naturales Protegidos

CUADERNO DE EXPERIENCIAS

 

Este es un espacio disponible para recoger experiencias de los participantes en el Máster en aquellos proyectos e iniciativas que puedan emprender posteriormente. La información aportada en este cuaderno de experiencias es la que deseen ir facilitando por propia iniciativa los interesados, con indicación de la fecha en la que se haya incorporado aquí.

 

Máster 2011

Españoles en la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo (Senegal)

Eran las 6.30 de la mañana de un 25 de noviembre de 2012 cuando entraba cargado con el equipaje, pero rebosante de ilusión, en la Gare Routier de Dakar. Aquélla era la puerta para iniciar una aventura apasionante. Uno no debe dejarse impresionar por su aspecto inicial de desguace. Desde allí, los coches destartalados (sus famosos “sept-place”) se abren paso en un caótico bullicio transportando a 8 pasajeros bien apretados hacia otros puntos del país. Después de esperar a que el azar reuniera a las 7 personas que compartirían el viaje, el conductor arrancaba entre los pitidos, arreones y tosidos de humo negro de aquella valiente máquina que pedía por piedad una merecida jubilación. Unas cuatro horas de vuelo bastan para salvar los 3,200 km entre Madrid y Dakar, y unas 14 horas de viaje en automóvil con pocas pausas para pasar por Tambacounda y Kedougou, para finalmente llegar a Dindefelo, un pequeño pueblo situado en un rincón de Senegal, en su extremo sudeste y muy cerca de la frontera con Guinea Conakry.

¿Qué empuja a un equipo de voluntarios españoles a trabajar en aquél rincón de Senegal? Desde 2010 se acuerda la creación de la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo, bajo el impulso de Ferran Guallar y Liliana Pacheco, coordinadores del proyecto “Programa de Conservación del Chimpancé de África del Oeste y Gestión Local Sostenible de los Recursos Naturales”, del Instituto Jane Goodall España (IJGE). El territorio cuenta con una de las comunidades de chimpancé (Pan troglodytes verus) en libertad más septentrionales del mundo y que se encuentra gravemente amenazada. Buena parte de sus voluntarios, muchos de ellos biólogos, forman un equipo de investigación repartido por distintos pueblos de la Reserva, que se centra en la realización de censos, patrones de distribución y estudios etológicos (sobre comportamiento) de los chimpancés.

La comunidad de chimpancés es uno de los elementos centrales de trabajo del equipo de voluntarios, y uno de los principales valores ecológicos y reclamos de la Reserva; es su especie emblemática, pero no por ello el equipo y la propia Reserva desatienden una perspectiva global. El equipo trabaja también en líneas de educación y sensibilización, turismo responsable, diversas líneas de investigación y gestión de recursos naturales. Hace sólo dos años llegó la primera voluntaria, y en la actualidad han llegado a ser un equipo de hasta 15 personas.

Sin duda, cada uno de los voluntarios merecería un reportaje aparte y si uno les pudiera observar, no podría dejar de admirarles. A pesar de ofrecer habitualmente un aspecto polvoriento, copioso en sudor, y de cuerpos adelgazados, es muy frecuente ver su rostro feliz y satisfecho. ¿A qué se debe este hecho?. A que pueden explotar su capacidad individual en un proyecto en el que creen, que sienten como propio y lleno de posibilidades a pesar de ser conscientes de luchar a contracorriente, probablemente en guerras perdidas de antemano.
Así se les puede ver mientras redactan el proyecto para la construcción de una escuela en Gumbambere, la reforestación del valle de Nandumary, las largas marchas a pie para continuar las investigaciones sobre chimpancés, colobos o gálagos, o las clases que ofrecen sobre educación ambiental. Además de la experiencia profesional, no deja de ser para ellos una experiencia personal inigualable.

Después de 6 meses en Dindefelo, atravesaba pequeñas aldeas de regreso a nuestro país avanzando en un paisaje tricolor; entre la canopia verde del bosque, el amarillo de los campos agostados y el manto negro de ceniza de fuegos recientes. Con la llegada de las lluvias, el espacio reverdece y experimenta una explosión exuberante de vida. Me lo perderé. Es una llamada a la esperanza saber que hay equipos de personas, como el que allí permanece, trabajando de forma abnegada por intereses comunes y globales a pesar de todas las dificultades. A ellos les dedico mi última frase; “jaraama nani”, compañeros (en pular; “gracias, de verdad”).

[Información de Isaac Para, 2013]

logoDindefelo

 

Prácticas del Máster en Izta-Popo, México

He venido para realizar prácticas durante un mes y medio en el Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan en el Estado de México (México). Por aquí me estoy adaptando bien, la gente me trata estupendamente y ando contenta, aunque estamos en época de lluvias y todos los días llueve y está nublado jaja, pero el fresquito se agradece, en contraposición del caloruzo toledano que normalmente hace estos meses.

Vivo en un pueblo de unos 40.000 habitantes llamado Amecameca, situado a una hora de México D.F., y a unos 2.300m de altitud. No he tenido por ahora problemas con la altura, como le pasó a Txomin, el chico que vino el año pasado. En mi caso, no me ha quitado el sueño ni el apetito así que guay! Vivo con dos chicas de la oficina del parque (que está en Ameca), Gisela -bióloga y jefa del departamento de Educación Ambiental- y Cristina, joven ingeniera y coordinadora del Proyecto Volkswagen de Reforestación, muy "buena onda" las dos como dicen aquí jaja, allí compartimos gastos de todo y tareas del hogar, por supuesto.

La Iztaccíhuatl y el Popocatépetl son la la 3ª y 2ª cumbres más altas de México respectivamente. La Izta son 7 volcanes unidos y ya extintos, pero el Popo es un volcán activo, que de vez en cuando hecha fumarolas de ceniza o vapor. La silueta de la Izta parece una mujer tumbada (la palabra Iztaccíhuatl significa "mujer blanca"): de izquierda a derecha se le distinguen la cabeza, después el pecho (la cumbre más alta de la Izta), las rodillas y más abajo dos pequeños piquitos que son los pies. Popocatépetl significa "cerro que humea", ambos nombres están en náhuatl, una lengua antigua mexica (azteca).

Encuentro una falta de información sobre los senderos ofertados, y propuse a Agustín, subdirector de Proyectos Productivos, hacer un trabajo al respecto, ahora os cuento. En Paso de Cortés suele hacer mucho frío, con nubles y lluvia sobre todo a partir de mediodía, así que hay que aprovechar las mañanas y madrugar para poder ver a los volcanes, aunque no siempre se muestran.

También visité la primera semana la otra parte del parque, Zoquiapan, estuvimos sacando algunos árboles de reforestaciones anteriores que se habían secado con Cristina, la ingeniera, para intentar averiguar los motivos (por ejemplo, algunos estaban replantados con la bolsa del vivero!! y otros tenían una plaga u hongo). Conocí a dos guardaparques y varios de los problemas que tienen en el área protegida, como vertederos, talas ilegales (se veían muchos troncos cortados), pastoreo ilegal (vimos a dos niños pastores que en cuanto nos vieron salieron corriendo porque saben que no deben meter aquí su ganado). En el parque no está permitido porque se comen los brotes nuevos de árboles y lo que pretenden es generar bosque. Se les ofrecen nuevos sitios para el pastoreo y ayuda a las comunidades pero aún así rompen las vallas y se meten. Un gran problema en esta parte del parque es que los guardaparques, por temas del sindicato, se van a las 3 de la tarde y el resto del día la zona permanece sin vigilancia, cosa que no ocurre en la parte de Paso de Cortés. Por cierto, dejé mi pequeña huella en el Parque participando en las reforestaciones que se hacen, ahora en época de lluvias. Espero poder volver a visitar algún día mis pinitos a ver si ha crecido.

Cuando estuve en el centro de visitantes como he dicho, encontré que no tenían mapas ni folletos de senderos para vender o regalar a los turistas, lo cual es una deficiencia, porque tienen senderos ofertados que no les dan la suficiente publicidad e información sobre recorrido etc. así que se me ocurrió hacerles una propuesta de folleto que recogiera los senderos, con mapa del recorrido, breve descripción, ficha técnica (dificultad, tipo de sendero -ida y vuelta o circular-, distancia del recorrido, tiempo estimado, perfil altitudinal del terreno, etc.). La idea les gustó y me puse a trabajar por mi cuenta en un perfil altitudinal de uno de los senderos nuevos (Sendero Alpino). Parece ser que les gustó y lo van a incluir en uno de los paneles interpretativos en el inicio del recorrido. Esta semana pasada, subí todos los días a Paso de Cortés para recorrer todos los senderos con un GPS, sacando altitudes y coordenadas (para posteriormente sacar las distancias). Además Agustín, me animó a trabajar también en la creación de un nuevo sendero con Gisela ahora que les van a dar algo de dinero, incluyendo sus paneles interpretativos y todo, y nos pondremos con ello la segunda semana de agosto, ya que esta semana hay actividades de educación en centros de verano para niños y también acompañaré a Gisela en esto. (Estuve también la primera semana yendo con las educadoras a los talleres que impartieron en una fundación que hace actividades con niños durante todo el verano, como un programa de radio, artesanía en papel reciclado, clases de interpretación, etc. por lo que me estoy empapando de varias de las actividades que aquí hacen). También el Parque tiene programas formativos con las comunidades, a las que también ayudan por ejemplo proporcionándoles estufas LORENA (estufas de ahorro de leña).

[Información de Alicia González Condado, 2011.]

Máster 2007

Tres asociaciones y un nuevo proyecto

En el año 2007, Yaiza Reid, Carmen Molina y yo, Sara Lorenzo decidimos hacer el Máster de la Fundación Fernando González Bernáldez en Espacios Naturales Protegidos. Además de trabar una gran amistad, el Master nos sirvió para saber proyectar nuestra vida personal y profesional hacia la conservación de la naturaleza y orientarnos sobre cómo conseguirlo.

El Master terminó; la amistad no, aunque cada una de nosotras siguió su camino: Yaiza y Carmen fueron de voluntariado europeo con la Fundación ProYungas (http://www.proyungas.org.ar) en Argentina, que intenta preservar y dar a conocer la biodiversidad de las selvas subtropicales de montaña (las Yungas). Yaiza todavía sigue sigue allí. Carmen volvió y fundó, junto con otras personas, Earh-Plan Association (E-PLAN) (http://www.earthplanassociation.org), una asociación murciana interesada, entre otras muchas cosas, en la conservación del patrimonio natural y cultural, la educación ambiental y en la cooperación internacional para el desarrollo. Yo tomé parte en la formación de la Asociación

Subiendo al Sur (SUALSUR) (http://www.subiendoalsur.com), cuyo objetivo principal es la reivindicación de los hábitos culturales y la riqueza ambiental de las gentes del sur, a través de la educación al desarrollo y la visibilización de los pueblos.

Gracias al Máster hemos podido emprender cada una nuestro proyecto personal y profesional y este año (2011) se unirán las tres asociaciones para llevar a cabo un proyecto: “Travesía Argentina 2011”, una ruta por la zona noroeste de Argentina para que universitarios de todo el mundo conozcan la cultura, tradiciones y riqueza ambiental de la zona andina de Argentina a través de la convivencia con sus gentes (para más información visitar www.subiendoalsur.com).

Desde Jujuy, Madrid y Murcia, queremos dar las gracias al Máster. Sin él no habríamos tenido las herramientas necesarias para poder hacer todo esto. ¡Gracias!

[Información de Sara Lorenzo, 2011.]

logoEplan logoProyungaslogoSubiendoalsur