Acceder al contenido principalAcceder al menú principal

Logo de la UAMUniversidad Autónoma de Madrid

Acceso al BOUAM

Noticias

La escritora y periodista Rosa Montero desgrana sus orígenes como novelista y sus vivencias personales y profesionales en los primeros Diálogos con la Cultura de la UAM de 2018

13/02/2018

El pasado 9 de febrero, el salón de actos de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid acogió el diálogo entre Rosa Montero y Manuela Romo, profesora de Psicología de la UAM, bajo el epígrafe Escritura y vida.

Manuela Romo y Rosa Montero
Manuela Romo y Rosa Montero

El acto, enmarcado en la iniciativa de la Oficina de Actividades Culturales de la UAM, comenzó con la presentación de la profesora Manuela Romo, quien definió a la periodista como “una escritora eminente en el sentido que entendemos los expertos en creatividad”. “Una persona que ha sido reconocida en su trabajo por gente que la lee, la valora y por la crítica, que le ha dado el Premio Nacional de Literatura, el mayor galardón que se da en este país a un escritor”, precisó.

Rosa Montero (Madrid, 1951) estudió periodismo y psicología, aunque nunca acabó sus estudios en esta materia. “¿Por qué empecé a estudiar psicología?”, comenzó preguntándose. “Pues como la inmensa mayoría de los que estudian psicología o psiquiatría, porque pensé que estaba loca (risas). Lo cual está muy bien, porque te pone al lado del paciente. Tenía crisis de angustia inhabilitante y en mi clase social y en mi época nadie pensaba en llevarte a un psicólogo, así que dije: voy a estudiar para ver qué me pasa”. Así, en un ambiente cómplice con los espectadores que llenaban por completo el aforo, Rosa Montero iba respondiendo a las preguntas de Romo.

En el recorrido que hizo por sus experiencias personales y profesionales y compartió abiertamente con el público, la novelista explicó como “escribir, para mí, es una manera de vivir. No pensaba que se pudiera vivir profesionalmente de eso, no se puede vivir y no se debe vivir de la novela, uno de los errores que comete la gente joven”.  “La novela debe ser un ámbito de libertad”, cosa que, con las presiones de las ventas y el mercado, explicó, resulta casi imposible de imaginar. 

A través de una lección magistral de periodismo y literatura, Montero ofreció una serie de recomendaciones sobre el proceso creativo basadas en sus ejemplos. “Son géneros muy opuestos: En periodismo la claridad es un valor. Cuanto más clara y menos equívoca sea la pieza periodística mejor. En novela, la ambigüedad es un valor. En periodismo hablas de los árboles y en la novela intentas hablar del bosque”, precisó.

A lo largo de su disertación dejó también algunas ideas más personales como que para escribir una novela “tienes que borrarte completamente como autor”. “Yo he llegado ya ahora incluso a perder la ambición de escribir una buena obra, yo ahora lo único que quiero verdaderamente es bailar con mis libros cuando los escribo”.  “Algún día escribiré la novela mejor escrita”, sentenció.

Rosa Montero comenzó a publicar en diversos medios informativos, como el diario Pueblo, hasta su desembarco en 1976 en El País, donde desarrolló gran parte de su carrera profesional.

Premio Nacional de Periodismo para reportajes y artículos literarios (1980) y Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid a toda una vida profesional (2005), Rosa Montero ha publicado como escritora novelas aclamadas por la crítica: Crónica del desamor (1979), La hija del caníbal (Premio Primavera de Novela en 1997) y, más recientemente, La ridícula idea de no volver a verte (2013), Premio de la Crítica de Madrid (2014). Su último libro publicado es La carne (2016). Su obra está traducida a más de veinte idiomas y en 2017 fue galardonada con el Premio Nacional de las Letras, concedido por el Ministerio de Cultura.